miércoles, 1 de junio de 2011

"Reckless I, carne de piedra" de Cornelia Funke, los cuentos de hadas no son como nos los contaron

Decíamos ayer...
Que los cuentos de hadas son oscuros, muy oscuros, es algo que sabemos de sobra los amantes de los cuentos de los hermanos Grimm o Andersen. Los que conocen solamente las versiones Disney pueden abstenerse de leer los libros de Cornelia Funke o pueden flipar.
Porque aquí las hadas no son dulces ancianitas que nos ayudan, las brujas se comían a los niños de verdad, la Bella Durmiente quizás no despertó, Blancanieves quizás tuvo algo más que palabras con uno de los enanitos...
En fin, que aquí nos hablan del otro lado del espejo (literalmente), del lado oscuro de los cuentos de hadas, ese mundo que en este libro existe realmente, pero que no es tan bonito ni tan pacífico como nos lo cuentan en los libros.
Jacob Reckless (que significa imprudente, un apellido que le viene al pelo) descubre la existencia de este mundo "maravilloso" con la desaparición de su padre, al encontrar un extraño espejo en su despacho, un espejo que le llevará a ese otro mundo que le absorberá, alejándole de su vida presente, su madre y su hermano. Allí se convertirá en buscador de tesoros mágicos que luego venderá al mejor postor.
Un día su hermano le sigue y sufre un accidente, corriendo el riesgo de convertirse en un ser horrible (o no tanto), alguien que olvidará su pasado. Jacob no puede permitirlo, pues perderá el único vínculo que lo ata al mundo "real". Para conseguir salvarlo contará con la ayuda de Clara, la novia de Will y con Zorro, una chica que se convierte en zorro.

Acción a raudales, una ambientación espectacular, guiños a los cuentos clásicos (empezando por los nombres de los protagonistas, Jacob y Will, como los hermanos Grimm), dos razas envueltas en una guerra de exterminio, una chica que se convierte en zorro, cazadores de tesoros, un pelo de Rapunzel, la casita de la bruja, amores prohibidos...

Si Cornelia Funke ya me sorprendió gratamente con la trilogía Mundo de Tinta, ahora no me ha decepcionado con este nuevo mundo, aunque no entiendo que se la siga considerando una autora infantil. Yo recomiendo a los adultos que le déis una oportunidad. No os arrepentiréis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada