martes, 3 de agosto de 2010

"En llamas" de Suzanne Collins, segundas partes sí fueron buenas



Decíamos ayer...

A la espera de que editen la tercera (y espero que última) parte de esta trilogía, ha llegado a mis manos (es decír, estaba libre en la biblioteca) "En llamas", la segunda parte de "Los juegos del hambre", esa violenta saga que pretenden vendernos como literatura juvenil.
En esta ocasión, los protagonistas, traumatizados por las experiencias sufridas en la primera parte, tratan de vivir el resto de su vida como mejor pueden, sabiendo que jamás pasarán hambre, vivirán cómodamente... pero...
... se rebelaron contra el orden establecido, y eso deben pagarlo, ya que hay otros que los han tomado como símbolo para alzarse también, por ello deben pagarlo... con sus vidas.
Pero, claro, esto es una novela, y no van a morir de una manera sencilla, ni rápida, ni limpia, por lo que los protagonistas deben volver a "los juegos del hambre" para morir, o eso pretenden los organizadores... ¿o no?
Porque la verdad es que hay muchas cosas alrededor de nuestra heroína, Katniss, que ella ignora... por ejemplo, de quién está enamorada realmente, también ignora que es una pieza en un tablero mucho más grande que el que se ve a simple vista, y sólo al final tendrá que decidir si entra voluntariamente en él o no.
Lo bueno de estas novelas es que, aunque supuestamente van dirigidas a un público juvenil (que lo dudo), pueden ser leídas por cualquiera, y de hecho yo no se las dejaría a ningún menor de 15 años, porque las escenas de violencia, asesinatos y tortura son realmente muy explícitas (me impresionan hasta a mí, que tengo callo). Las reflexiones que plantean están llenas de crítica social, nada edulcorada, por cierto.
Lo malo (todo hay que decirlo) de esta segunda parte es que no hay nada nuevo. Lo novedoso de la trilogía estaba en el argumento, la manera de narrar y la crudeza del estilo, y todo ello se repite aquí. Aunque, todo hay que decirlo, engancha de igual manera y no desmerece en absoluto a su predecesora, que es mucho.
Como he dicho antes, se supone que en Septiembre editan la tercera parte, llamada "Sinsajo" (un ave símbolo de la rebelión). Espero que la novela sea el broche perfecto a la trilogía y la autora no la alargue innecesariamente, perdiendo la frescura.
Por cierto, como no podía ser menos, ya van a hacer la película. ¿Cómo van a plantearla? Si infantilizan el argumento, es una traición al espíritu de la novela y si lo calcan, no podrá ser para todos los públicos... Como siempre, veremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada