viernes, 23 de diciembre de 2011

"La maldición de Hill House" de Shirley Jackson, vacaciones en la casa que respira...


Decíamos ayer...
Si hay una novela por excelencia sobre casas embrujadas, es esta que nos ocupa hoy.
Una casona vieja y chunga donde las haya, construída por un viejo con unas ideas muy particulares sobre cómo educar a unas niñas, y que después las dejó allí viviendo solas. Sin embargo, sabemos muy poco sobre porqué está embrujada y por quién...
Quizá para averiguarlo, un doctor con una curiosidad malsana por este tipo de fenómenos (aunque lo que realmente quiere es explicarlos, según él) decide pasar unas vacaciones allí con unos jóvenes con "sensibilidades especiales". La casa empieza muy pronto a hacer de las suyas.
Y además muestra un interés especial por una de las invitadas del doctor...

Sin ser una novela de "terror" propiamente dicha, hay momentos en que he pasado miedo, la verdad. Y es que los momentos en los que se manifiesta la casa, por decirlo de alguna manera, son a la vez extraños y acongojantes, porque no sabemos de qué se trata. No hay fantasmas con sábana, ni presencias, ni apariciones...
Se trata de un terror más bien psicológico, quizás, a causa de la atmósfera de la casa, que traspasa el papel...
La verdad es que tiene hasta sus momentos de humor, porque hay unos personajes curiosos y esperpénticos, como el ama de llaves con sus absurdas normas y horarios, y la esposa del doctor, quizá la única "creyente", e incapaz de ver nada.

Puertas incapaces de mantenerse abiertas, golpes, zonas frías, planchette, horarios raros, canciones repetitivas, jerseys rojos, chistes sobre licores y bastantes sustos...

Debo decir que si os gustó la última versión cinematrográfica del libro, ese engendro llamado "La guarida", no leáis el libro, porque no se parece absolutamente en nada. O mejor sí, así comprobaréis lo que es capaz de hacer Hollywood con todo un clásico del terror.
Y comentar también, que los que lean "El Resplandor" de Stephen King también verán paralelismos, y es que el rey del horror se inspiró claramente en esta novela, y se nota tanto en ambientes como en personajes, ¡¡lo juro!! (y no es una crítica).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada