martes, 20 de noviembre de 2012

"La marca del meridiano" de Lorenzo Silva, cuentas pendientes, cuentas pagadas

Decíamos ayer...
A estas alturas no vamos a desvelar que esta novela es la ganadora del Premio Planeta de este año. Polémicas aparte, nos encontramos ante una novela más que correctamente escrita, entretenida y llena de reflexiones sobre la actualidad, que pueden interesar a mucha gente. Que sea la nueva entrega de una serie más que conocida de un autor best-seller puede ser casualidad o no.
De hecho, se trata de la nueva entrega de los picoletos Bevilacqua (o Vila para los amigos y analfabetos) y Chamorro, ah, y Arnau, el nuevo, esta vez encargados de resolver el caso del antiguo mentor de Vila, asesinado de manera muy fea, con signos evidentes de torturas y con obvia inquina. La investigación les llevará muy pronto a darse cuenta de que el muerto no era trigo limpio, y que la gente con la que se las veía estaba siendo investigada por Asuntos Internos.

Francamente, el protagonista absoluto de esta novela es Vila, poca Chamorro tenemos aquí. El personaje da poco más que para un par de conversaciones trascendentales que servirán para darnos más datos sobre el pasado de Vila, ese pasado que tiene mucho que ver con la resolución del caso y, de hecho, con los motivos del asesinato. Así, nos enteraremos de sus andanzas por Barcelona cuando era un pipiolo, de sus amores de juventud (ese amor que lleva coleando desde el inicio de la serie y del que llevamos años queriendo saber más) y del porqué de su obsesión por la limpieza a la hora de cerrar los casos, deudas pendientes del autor hacia sus fieles lectores.
En definitiva, nuevamente se trata de una novela de personajes más que de una novela de polis al uso. Los que busquen aquí acción a raudales, investigaciones trepidantes y tiroteos espectaculares, que se busquen otra serie. En cambio, aprenderán mucho de jurisdicciones, de quién investiga qué en España, en este caso, Mossos d´Esquadra aparte de Guardia Civil, así como de procesos judiciales y crítica social.

Me gustaría decir también que, aunque no sea obligatorio ser seguidor de la serie para comprender el libro, ya que es una historia independiente, el bagaje de los personajes, su relación quizá no sea totalmente comprensible para los profanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada