jueves, 9 de febrero de 2012

"Venganza" de Douglas Preston y Lincoln Child, me llamo Crew, Gideon Crew...

Decíamos ayer...
Esta entretenida (eso será lo único que no se le puede negar) novela nos cuenta las primeras andanzas de Gideon Crew. Es más bien una presentación del que va a ser un nuevo héroe, o algo así.
Nuestro chico vio morir a su padre perramente cuando era niño y, ya mayorcito, se enteró de las auténticas causas de su muerte. Su madre le hizo prometer en su lecho de muerte que se vengaría. Cumplida su justa venganza, y visto que lo hizo muy bien, Gideon es contratado para una oscura misión por una más oscura aún organización. Debe recuperar un misterioso "algo" que puede hacerle mucha pupita a su país, USA, of course.
Con unos métodos nada ortodoxos y nada aburridos, somos testigos de cómo Gideon se enfrenta a un enemigo de lo más exótico, al más puro estilo de las aventuras de James Bond.

Y ahí radica precisamente el problema... en que este libro me ha recordado muy mucho a las aventuras de James Bond. Lo malo es que Gideon Crew no es James Bond.
Tengo la sensación de que los autores han querido crear a un personaje completamente opuesto al archifamoso Pendergast (frío, ordenado, limpio, sin escrúpulos) y han creado a Gideon (ladroncete, ligón, pretende ser gracioso, con un pasado nada limpio) sin llegar a conseguirlo del todo. Además, tampoco los secundarios llegan a estar a la altura, cuando en las novelas de Pendergast todos los compañeros puntuales tienen un encanto especial.
Entiendo que es una primera novela de una serie, pero mucho tendrá que cambiar el personaje para que llegue a gustarme, y eso que puedo considerarme una fan de los autores, que no solo de Pendergast vive el hombre... por lo pronto, de todas sus novelas en común, puedo decir que, con diferencia, es la novela que menos me ha gustado.
Lo que no quita que sea un fast-food que funciona como un reloj y sirve perfectamente si quieres pasar el rato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada