sábado, 18 de febrero de 2012

"Crímenes" de Ferdinand von Schirach, esas grandes y pequeñas miserias...

Decíamos ayer..
Quizás es demasiado obvio decir que este libro habla de crímenes, teniendo en cuenta el título. La verdad es que para mí, de lo que hablan estos relatos es de los distintos tipos de criminales que hay en nosotros. Porque, claro, todos sabemos que hay un criminal en potencia en cada uno de nosotros...
De hecho, hay relatos en los que nos vemos claramente reflejados, como ese en el que un marido con una sargenta en toda regla se la carga pero luego se siente culpable. O esa prostituta cuyo cliente muere en plena faena y su amado lo descuartiza para encubrirla para que no la deporten... hay crímenes por amor, vamos.
Pero también hay crímenes repulsivos, como el caso del caníbal...
También los hay graciosos, como el del hermano tonto que quizás no era tan tonto como parecía.
Otros parecen sacados de una peli de mafiosos.
Hay asesinatos, atracos, crímenes que no son crímenes...

Con una narrativa que conecta rápidamente con el lector, sin medias tintas (si tiene que contar un descuartizamiento, lo cuenta sin ambages), tan pronto gracioso como ligeramente repugnante, los relatos que se incluyen en esta pequeña joya pueden llegar a gustar mucho o hacer pensar "pues no es para tanto".
Todo depende de si sabes apreciar un estilo sencillo y sin florituras, que no busca ni el adorno ni enredarte en efectismos ni en juegos de estilo que no van a ningún sitio.
Por lo pronto, a mí me ha encantado. Todo será ver qué es capaz de hacer el autor con una novela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada