miércoles, 21 de septiembre de 2011

"El señor de las moscas" de William Golding, vivir o matar en el paraíso

Decíamos ayer...
Este es uno de esos libros que mucha gente dice haber leído y no lo ha hecho, o al menos mucha gente lo tiene en su casa sin haberlo tocado (yo misma). Y la verdad es un libro que merece la pena, porque es uno de esos libros que te remueven por dentro, que te hacen pensar, que te hacen plantearte "¿qué haría yo si...?".
"El señor de las moscas" nos cuenta la historia de unos niños que, tras un aterrizaje forzoso, acaban aislados en una isla, sin adultos, sin normas y abocados a una lucha desesperada por la supervivencia.
Aunque al principio todo parece una fiesta, muy pronto afloran las rivalidades entre los más mayores, los grupitos, las diferencias de caracteres. ¿Acaso no es más divertido pasar el día nadando y jugando que cuidando una hoguera que quizás nadie vea?
Una lucha entre inteligencia e instinto, salvajismo y civilización...
Todo desde el punto de vista de unos niños, algunos de apenas seis años, los más mayores de trece o catorce, capaces de llegar a matar para comer y quizás por algo más...

Lo más interesante de este libro es la credibilidad con la que nos narra la historia, ya que es muy fácil pensar que todo podría estar pasando ahora mismo, ayer o mañana. Además, es muy sencillo identificarse con ambos grupos, tanto con los racionales que están del lado de "hagámos la hoguera o no nos rescatarán" como con los salvajes que piensan "qué bien se está aquí, matando cerdos y siendo libres".
Yo tengo muy claro que, dada la situación, no sé muy bien en qué grupo me encontraría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada