lunes, 19 de septiembre de 2011

"Cuernos" de Joe Hill, simpatía por el diablo, uh uh...

Decíamos anteayer...
Durante este período vacacional también ha habido tiempo para libros, no creais, que no por nada llamé al blog "No sin mi libro"...
Y entre lo que he leído estas vacaciones solo merece la pena reseñar este libro entretenido y cruel del que ya brilla con nombre propio entre los autores de terror, Joe Hill, a pesar de que muchos aún le llaman hijo-de (es hijo de Stephen King, así que tampoco es hijo de cualquiera, la verdad...).
Esta reflexión sobre el bien y el mal biene a decirnos que no siempre el que tiene pinta de malo es precisamente eso, el malo. Que sentir simpatía hacia el diablo (uh, uh, jajaja) no está tan mal, después de todo, que hay cosas peores, personas peores...

Ignatius, el protagonista, lo tenía todo: la novia perfecta, una familia perfecta, pasta, un mejor amigo que le había salvado la vida... Hasta que todo se fue a la mierda: su novia ha sido violada y asesinada, su familia apenas le soporta, ha perdido la oportunidad del trabajo perfecto y su mejor amigo apenas le habla.
Y además le han salido cuernos...
Y esos cuernos tienen un poder curioso sobre la gente: todo el mundo parece deseoso de contarle sus más asquerosos secretos, incluso que todos creen que fue él el que mató a su novia. Además, quizá nadie a su alrededor es quien realmente parece...

En definitiva una novela sobre malos y buenos, sobre gente buena que parece mala y no lo es, sobre cómo todos, en el fondo, tenemos un fondo oscuro, cómo somos capaces de cualquier cosa para conseguir lo que queremos. Todos, quizás, menos el diablo...



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada