lunes, 28 de marzo de 2011

"Chico de ojos azules" de Joanne Harris, mi mamá no me mima

Decíamos ayer...
Imagináos una madre viuda con tres hijos. Cada uno de ellos viste siempre un único color, pues eso facilita la colada. Llamádlos negro, marrón y azúl.
Imagináos un don que permite conocer el sabor de las palabras, o su olor (se llama sinestesia, y existe realmente).
Imagináos a una preciosa niña ciega capaz de "ver" la música.
Imagináos un blog adonde recurren aquellos cuyas oscuras fantasías hablan de muerte, de asesinatos...
Olvidáos de todo, porque todo o casi todo lo anterior es mentira, o tal vez no...
Porque chicodeojosazules, creador del blog badguysrock, tiene una imaginación desbordante y nunca se sabe cuándo cuenta la verdad y cuándo no. Si los asesinatos que cuenta en sus relatos son reales o no. En realidad, casi no averiguamos quién es él hasta el final.

Esta es una novela muy atípica, tanto por lo que cuenta, como por cómo lo cuenta.
Todo lo que se lee aquí son entradas de blog, comentarios como respuesta de los seguidores y partes de los diarios virtuales de los protagonistas. Además, tienen su propia banda sonora con canciones de lo más variopintas, la verdad.
Realmente entretenida, tiene ratos bastante alarmantes, incluído un final muy a lo Stephen King que te deja alucinando.
Porque asusta que la gente que nos rodea sea realmente así... tan normal y tan pirada a la vez. O más bien, seamos.

Debo decir que es la tercera novela seguida de Joanne Harris en la que los malos son los auténticos protagonistas, y que caen bien (a ratos, al menos), porque no son malos absolutos, sino gente cobarde y mezquina, creíble porque son como nosotros, como yo. Como tú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada