jueves, 23 de septiembre de 2010

Lindsey Davis, la "mater" de Marco Didio Falco


Decíamos ayer...   
Esta entrañable inglesa con cara de simpática (de hecho lo es, al menos en las entrevistas en las que la he visto) es la creadora de mi detective o informante favorito, el romano de pura cepa Marco Didio Falco.
Esta serie, larguísima, por cierto, está ambientada en la Roma del emperador Vespasiano, una época de intrigas, asesinatos, corrupción inmobiliaria, guerras de poder, tráfico de influencias... ¿A qué me suena? ¿Es posible que hayamos cambiado tan poco? La verdad es que si no fuera vestido con túnica, fuera a los baños cada noche y comiera cosas rarísimas con salsa de pescado, parecería que las novelas están ambientadas en la calle de al lado.
Lo mejor de esta serie es que no aburren en algún momento ( aunque hay quien encuentra a Falco algo estomagante, por que les resulta un graciosillo), lo cual ya es un mérito, teniendo en cuenta que se han publicado 21 novelas en Inglaterra y 20 en España (que yo sepa, yo voy por la 18).
La ambientación es suprema, no sólo la que se circunscribe a Roma, ya que Falco y su esposa Helena Justina son unos viajeros impenitentes y viajan a paises como Hispania, Britania, Germania o Grecia e incluso visitan ciudades míticas como Palmira.
Los personajes no son típicos en absoluto, ya que Falco, aunque va de duro, en el fondo es un padre de familia de lo más tierno, con una familia de lo más "especial", además, siendo de una clase social baja, tiene que luchar para casarse con Helena Justina, nada menos que la hija de un senador venido a menos y una mujer de armas tomar...
Por si fuera poco con su vida privada, los encargos que tiene del emperador Vespasiano, son unos marrones de mucho cuidado, además, él es un rácano y a menudo se olvida de pagar. Sin contar con que Anácrites, el Jefe de los Servicios Secretos, es algo así como su enemigo íntimo...
Con esta base, podréis imaginar que algunos de los casos que le llegan son un poco disparatados, siempre da la sensación de que, allí a donde va, el pobre hombre se tropieza con un cadáver...
Quien no conozca esta serie y se anime a probar se encontrará con unas novelas de misterio muy alejadas de las novelas frías y aburridas (estilo nórdico), llenas de acción y humor (hasta el punto de reir a carcajadas), con unas frases y comentarios impagables y unos personajes que enganchan.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada