miércoles, 6 de julio de 2011

"Guardianes de la noche" de Serguei Lukyanenko, cuando el Bien acecha...

Decíamos ayer...
El Bien, conocido como el bando de la Luz, y los que se encargan de mantener el orden, La Guardia Nocturna, tiene cierta manía de interceder en los asuntos humanos con la excusa de que sean buenos... algunos de sus experimentos (quizás os suenen: la Segunda Guerra Mundial, la Revolunción Rusa, el Comunismo...) no salieron del todo bien, pero eso no quita que estén dispuestos a hacer un nuevo intento.
Para ello pasaran por encima de lo que y de quien sea necesario. Sacrificarán a los peones de los enemigos, la Guardia Diurna, representantes del Mal, e incluso a algunos de los suyos.
¿Su justificación? Según ellos, la humanidad lo merece...

Duelos de magos, jefes sin escrúpulos, demonios con apariencia humana, y las eternas dudas entre el Bien y el Mal... todo esto envuelto en un envoltorio tan entretenido, tan "normal", que casi sabe a poco. Ambientada en un ambiente tan desconocido y poco habitual como Moscú, estos demonios, brujas, vampiros... llamados "Tenebrosos" y Guardias de la Luz se mueven entre nuestro mundo y ese otro llamado el "crepúsculo" sin que nosotros nos demos cuenta (afortunadamente).

Lo único que no se puede decir de esta novela es que sea aburrida. Además tiene la ventaja es que no se pone pesada en lo del moralismo. Aquí los buenos no son buenísimos ni los malos malísimos, ni todo lo contrario...
Lo malo, es que es una trilogía, aunque esta termina de una manera autoconclusiva.
Veremos qué tal las otras dos partes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada