miércoles, 23 de junio de 2010

Philip Pullman, no sólo para niños



Decíamos ayer...

Este señor que firma libros con tanto ahínco y con cara de inglés aburrido es Philip Pullman, otro de mis escritores favoritos.
Aunque está considerado un escritor de literatura infantil-juvenil, nadie que haya leído sus libros (yo al menos no) puede pensar que un niño puede comprender los planteamientos que expone en sus novelas.
Sus obras más conocidas son las que forman la trilogía "La materia oscura", llevada al cine con el nombre "La brújula dorada" (una versión bastante light, en mi opinión, y que encima no está completa).
En estas novelas se nos presenta un mundo, o varios, paralelos, donde las personas tienen a su alma o daimonion en forma de animal siempre junto a ellos, como si fuera su mascota, pero con opiniones propias, como si fuera una especie de conciencia. Estos daimonions cambian de forma constantemente hasta que las personas alcanzan la madurez, que es cuando alcanzan su forma definitiva, esto es, la imagen del alma de su dueño: un mono cruel, un puma, un buitre...
Todo va bien hasta que a la iglesia se le ocurre que los niños mantendrán siempre su inocencia si se les practica la "ablación", esto es, se les amputa su daimonion...
Osos polares guerreros, gitanos, brujas, niñas bravas, el pecado original, un Oxford paralelo... un mundo, o mundos maravillosos y extrañamente creíbles. Para variar, en Estados Unidos fue muy criticada por "anticristiana"...
Otra serie de este autor, de temática completamente diferente, aunque tampoco demasiado infantil, a mi parecer, son las protagonizadas por Sally Lockhart, una joven contable y trabajadora, madre soltera, que decide cambiar de carrera y dedicarse a detective privado... en la Inglaterra Victoriana...
Con un trasfondo marcado por las revoluciones sociales (atentados incluídos) que están presentes en todo momento en las novelas, llenas de críticas sociales, y también de ambiente muy oscuro, dudo mucho que los niños las aprecien en toda su magnitud, pero a mí me encantaron porque todas ellas son muy entretenidas y originales tanto en su temática como en los personajes.
Además de estas series, el autor también ha escrito otras obras como "El reloj mecánico", un cuento maravilloso sobre un príncipe con un corazón que en realidad es un reloj.
En definitiva, es un autor muy recomendable para todos los públicos, especialmente para gente con mucha imaginación (como yo) y sin miedo de adentrarse en esa "terra incognita" que es la sección de infantil-juvenil de las librerías donde, en ocasiones, los libreros esconden los tesoros más insospechados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada